martes, 26 de mayo de 2015

Pan alemán de centeno


 Hoy hemos comido con este  pan alemán de sabor extraordinario.

Necesitamos:
250 gramos de harina de fuerza
250 gramos de harina de centeno
25 gramos de levadura de panadería
10 gramos de sal
350 ml de agua
Pipas peladas, pipas de calabaza, sésamo para decorar por encima y un poco de harina de escanda.

Ponemos en un bol las harinas con la sal. Añadimos el agua templada y empezamos el amasado. Por último, desmenuzamos la levadura y la integramos en la masa. Si utilizáis amasadora, hay que poner el accesorio gancho, y velocidad media (6-8), durante 10 minutos. Si lo hacéis a mano, necesitaréis unos 20 minutos de amasado para que leve a la perfección.
Dejamos levar durante 1 hora, la masa en una bola y tapada con un paño húmedo.

 

Antes de llevar al horno, tenemos que volver a amasar para desgasificar la masa. En el primer levado la masa coge gas y debemos quitárselo. Así la trabajaremos mucho mejor y ganará en desarrollo, aromas y textura. Después, volveremos a levar durante 1 hora, pero con la forma ya hecha al pan.
Para el segundo amasado, enharinaremos  la superficie de trabajo y utilizaremos una rasqueta. Haremos unos pequeños cortes con ella en la masa, y así y con el posterior amasado manual ( de unos 5 minutos) ya la tendremos preparada y desgasificada para dar la forma al pan.

Hacemos una bola, a partir de un cuadrado de masa de unos 20 centímetros de lado, haciendo 4 pliegues hacia dentro desde los extremos. Dejamos esta parte hacia abajo.
Ponemos la bola de pan encima de papel de horno, hacemos unos cortes en la superficie para que se forme en el horno la corteza, y la mojamos un poco para decorar con las pipas y el sésamo y que queden fijadas. Echamos un poco de harina como decoración, al gusto.
Dejamos levar, tapando con un trapo húmedo.
Mientras leva el pan, precalentamos el horno con calor arriba y abajo durante unos 40 minutos, a 250 grados y con un recipiente apto para aguantar el calor ( como vidrio pyrex)  lleno de agua. Buscamos hacer vapor de agua en el interior del horno, necesario para que el pan forme la corteza. Es para generar unas condiciones lo más parecidas a un horno de leña.
Cuando ha pasado el tiempo de levado, metemos el pan al horno durante 1 hora a temperatura 230 grados.
Dejar enfriar antes de cortar el pan.
Hacer pan en casa, aviso!!!!!, crea adicción!!!!!





No hay comentarios :

Publicar un comentario